Los toldos...un aliado del verano

En plena temporada de sol, es un buen momento para plantearse instalar un toldo en nuestra vivienda o negocio. Ahora que se acercan los meses de más calor del año, sin duda agradeceremos tener nuestra propia sombra.

 

Las ventajas de un toldo

 

Algunas de las principales ventajas que nos aporta la adquisición de un sistema de protección solar son:

  • Hacer más habitables las zonas exteriores en las que se proyectará la sombra del toldo, permitiéndonos disfrutarlas protegidos del calor y de la radiación solar

  • Proteger el interior del edificio, reduciendo en un 80% la radiación solar y evitando la decoloración y envejecimiento de tejidos, muebles y pisos de madera

  • Obtener un ahorro energético y económico al reducir el uso de los climatizadores y sistemas de aire acondicionado

  • Personalizar el exterior de su casa o local, proporcionándole un nuevo aspecto según su gusto gracias a la variedad de tejidos y colores disponibles, y a la posibilidad de personalizar el toldo gracias a la impresión digital o rotulación

Si estamos ya convencidos de que necesitamos un toldo, es hora de llamar a los profesionales del sector. En TVM ? Toldos Victor Manuel os proporcionaremos asesoramiento y presupuesto previo sin coste ni compromiso, para elegir entre uno de los muchos modelos disponibles. Para acometer con garantía de éxito el proyecto de comprar un toldo, estas son las cosas básicas que necesitamos conocer sobre cada una de sus partes o elementos.

 

                                      

 

Partes de un toldo

 

Para la confección elemento textil podemos optar por distintos tejidos, los más utilizados son:

  • El acrílico tintado masa, es el más común y tiene una gran variedad de colores lisos o listados y lo más importante, una larga vida útil

  • El poliéster recubierto de PVC microperforado, una nueva tendencia que permite la visión a través del tejido, y deja pasar la luz natural, además, el tejido microperforado proporciona una sombra más fresca al dejar circular el aire a través de él

El elemento textil del toldo está formado por dos partes: la tela propiamente dicha y la bambalina. De la bambalina es posible prescindir, pero hay que tener en cuenta que incrementa considerablemente la zona de sombra proporcionada.

 

                                        

 

Estructura 

 

La estructura o elemento mecánico del toldo está formado por:

  • Los soportes, que sujetan el sistema de protección solar al techo o pared

  • Los brazos, que permiten la proyección del toldo

  • Los sistemas de accionamiento que permiten la apertura y cierre de forma manual o por medio de un motor, y a los que se pueden incorporar automatismos. A día de hoy es posible integrar el toldo con sistemas domóticos, o accionarlo remotamente desde una aplicación específica en nuestro teléfono móvil.

  • El tubo de enrolle, que habitualmente es de acero, y sobre el que se envuelve la tela al recogerse

  • El tubo de carga o tubo delantero, en el que se fijan los brazos y mantiene la tela tensa cuando está abierta

Las partes visibles de la estructura (soportes, brazos y tubo de carga) son casi siempre de aluminio. Elegir un aluminio lacado en un color acorde al diseño de la tela y al entorno en el que irá instalado el toldo mejorará considerablemente el aspecto final de la instalación.

 

Dimensiones

 

Las medidas que se necesitan para configurar y presupuestar un toldo son dos:

  • Frente o línea del toldo, que equivale a lo ancho de la lona en paralelo a la pared de soporte de extremo a extremo

  • La salida del toldo o proyección máxima que alcanza el toldo cuando está totalmente abierto

Mientras que el frente o línea de un toldo se hace a medida de cada cliente, la salida máxima viene determinada por la longitud del brazo, que ne la mayoría de los modelos se fabrica de forma estándar. Es habitual que las medidas se amplíen de 25 en 25 centímetros (150 cm, 175 cm, 200 cm, etc.).

 

 

                                     

                 Para decidir las medidas de un toldo, es aconsejable contar con el asesoramiento de un profesional.

 

Instalación

Uno de los aspectos claves de la instalación de un toldo es fijar los soportes de forma correcta, eligiendo el tipo de anclaje adecuado al tipo de techo o pared. Lo mejor es el uso de anclajes de acero inoxidable y deben situarse los soportes teniendo en cuenta el área a la que queremos dar sombra. La inclinación de los brazos debe regularse conforme a las necesidades de la instalación concreta (altura, zona de sombra deseada, etc.) y con una nivelación simétrica.

Para contar con una correcta instalación debe de recurrirse a empresas reconocidas y consolidadas en el mercado, que cuenten con profesionales con la formación y experiencia requerida, que adopten las medidas de prevención necesarias para evitar accidentes llevando a cabo el trabajo con la seguridad exigida, y, además, que tengan contratado un seguro de responsabilidad civil. 
Toldos Victor Manuel cumple todos estos requisitos, e incorpora a todos sus toldos una garantía por escrito y avalada por un sistema de gestión de la calidad basado en ISO 9001 y certificado por Aenor. El sistema de gestión está también certificado en base a las normas de gestión ambiental ISO 14.001 y EMAS.

En nuestra web está disponible un amplio catálogo de modelos de toldos, desde la misma página es posible solicitar información sobre un producto concreto, o pedir que esta empresa nos envíe un técnico comercial a nuestro domicilio para asesorarnos y darnos presupuesto sin coste ni compromiso. Una vez que hayamos decido como queremos nuestro toldo, y hayamos aceptado el presupuesto, en Toldos Victor Manuel el plazo de entrega es corto y el buen resultado está garantizado.

TOP